Blogia
No Somos Ovejas ¿Vale?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

IZAR

IZAR IZAR ha resultado ser el primer hueso del gobierno de Rodríguez Zapatero. Si bien hay otros problemas abiertos en su agenda, no parece que este se vaya a disipar pronto como otros que se han desvanecido en pocos días. Ni las tímidas reuniones entre sindicatos y patronal, ni las promesas, prensa de por medio, del presidente del gobierno consiguen aplacar las protestas de los trabajadores.

Este problema no es nuevo. Ya en la época de José María Aznar, los astilleros civiles daban muchas más pérdidas que beneficios, no como los militares, con una carga de trabajo razonable, aunque no boyante. La solución del gobierno del PP fue la unión de ambas ramas navales, creando IZAR. Aunque el problema no se vio solucionado, sí supuso un
cierto equilibrio en las cuentas.

El pequeño empujón que le faltaba a IZAR vino en forma de subvenciones gubernamentales, que aseguraban los sueldos de los trabajadores y el mantenimiento de la competitividad, seriamente comprometida por los bajos precios asiáticos. El problema era, ay, que la Unión Europea prohibía las subvenciones a esta actividad, de modo que cada vez que el dinero salía de la caja gubernamental, una multa hacía su viaje desde Bruselas a Madrid. A pesar de ello, aunque tímidas, sí hubo algunas manifestaciones, con dirigentes socialistas a la cabeza que,
por cierto, prometieron arreglar el problema si llegaban al gobierno.

La llegada del PSOE al gobierno cambió esa tendencia, cortando las subvenciones. Esta maniobra sólo puede verse como una torpeza incomprensible, rompiendo esa máxima del si funciona, no lo toques". Lo más torpe, sin embargo, fue que los ministros y algunos barones del PSOE se limitaron a dejar pasar los días culpando al Partido Popular de la mala gestión de IZAR en lugar de arremangarse y ponerse manos a la obra o, lo que hubiera sido más sensato,
continuar subvencionando los astilleros y pagando las multas europeas.

Ahora nos encontramos con la paradoja de un gobierno socialista y obrero que decide acabar con las ayudas a los obreros (a los que prometió soluciones en la oposición). Incluso los propios sindicatos afines al PSOE son los que se ponen tras las barricadas que montan los
currantes todos los días en San Fernando, Sevilla o El Ferrol. Por otro lado, parece que el PSOE, que tanto criticó la privatización de empresas privadas en la primera legistatura de Aznar, está considerando la entrada de capital privado en los astilleros.

Nunca está de más dar un paso atrás si eso beneficia al pueblo. Ya estamos acostumbrados a las continuas rectificaciones de Rodríguez Zapatero y sus ministros, no parece que una más vaya a cobrar una mayor relevancia, pero descartada la reconversión del sector (los trabajadores sólo saben hacer barcos y nada más) y otras razones lógicas ya expuestas, pocos trucos le deben de quedar en la chistera al presidente para salir airoso de esta cuestión.

Alfonso Legazpi
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Alias Ivanova -

Desde luego este asunto de IZAR es el primer "grano en el culo" importante que le ha salido a ZP... a ver si así empieza a tocar de pies en el suelo y deja los Mundos de Yupi. Desde luego, lo tiene bien crudo para solucionarlo, aunque él siga insistiendo en que lo arreglará todo (no sabemos cómo).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres