Blogia
No Somos Ovejas ¿Vale?

Las Cuentas no nos salen

Sr Rodriguez Zapatero:

Le mando a usted estas líneas de consuelo para aliviarle de ese sinsabor que a todo ser humano le produce un fracaso. Hace varios meses, a raíz de su triunfo electoral, usted anunció a los cuatro vientos, y a través de la pequeña pantalla, que los "carcas" tenían en España los días contados. Además tildó a las Dignidades Eclesiásticas de retrógradas y de "casposas" (sic). Es posible que sus palabras de entonces hayan convencido a algunos de los incondicionales seguidores de usted, mas por lo que a nosotros respecta, créame que hemos estado haciendo números y las cuentas no nos salen al calcular eso de que "los carcas desaparecerán".

Puesto que para usted (como lo fue en los años treinta para los frentepopulistas) ser "carca" es aceptar ya sea el Magisterio de la Iglesia, ya participar en actos religiiosos como las procesiones, resulta que en nuestro país los que usted llama carcas no sólo no desaparecen, sino que se multiplican. Y en la multitudinaria despedida al Papa Karol Wojtyla miles de jóvenes y de gente madura han ido a Roma haciendo verdaderos sacrificios para darle el último adiós.

Ya ve usted, Sr ZP, que sus palabras anunciando el fin de los carcas han sido un fracaso, quizás una bravata. Nosotros nos alegramos mucho, porque seamos o no seamos católicos muy practicantes, queremos que los que usted llama "casposos" sigan existiendo y que los sacerdotes sigan oficiando, los cofrades sigan haciendo procesiones y no suceda como usted desearía que sucediese.

Pero como decíamos al principio, le enviamos unas palabras de consuelo por si pueden mitigar la amargura que un fracaso puede producir.

OBSERVADOR
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres